Archivos

PINTANDO EL AMOR

PINTANDO EL AMOR

 

Yo te dibujo en mis sueños

absorbiendo mi inconsciente

buscandote  en mis recuerdo

Para vivir  el presente.

 

Te dibujo con el alma

De un bohemio   trobador

que sabes decir romances 

que llegan al corazón

 

que me miras con ternura

y me das seguridad

cuando me rodean tus brazos

queriendome abrazar

yo pararia el reloj

para no poder escapar

 

quiero dormirme en tu seno

despertarme junto a ti

decirte cuanto te quiero

decirte que soy feliz,

 

que la vida solo son pinceladas

y yo las pinto para ti.

 

María José Robledo

 

 

 

Anuncios

OLVIDAR O RECORDAR

OLVIDAR O RECORDAR

Palabras que de tus labios

me sabían tan dulces

como la caña de azúcar.

Pero ahora ya estás lejos

y para olvidarte

las tengo que transformar

en palabras de amor

que suenen huecas y vacías.

Palabras sin alma,

sin esperanzas y sin vida.

Tus palabras de amor

las recuerdo viejas,

cansadas de tanto oírlas.

No te buscaré

para no encontrarte,

y no te encontraré

para no amarte.

María José Robledo

 

 

NO PUEDO VOLAR

NO PUEDO VOLAR

 Envuelta en el recuerdo

Del olvido de tu vida

Siempre que me abrazabas

Era una despedida.

 Hoy respiro libertad

Contigo no era libre

Me sentía enjaulada

En un amor imposible

 Ahora conozco el amor

Me siento acurrucada

Entre unos brazos que me aman

Y me quieren como soy  

 Sin mentiras ni engaños

Sin disfrazar las palabras

Cuando todo es amor

 

Todo se ve más bello

Cuando no existen reproches

Ni duele el corazón

 Ahora que ya soy libre

Apenas puedo volar

Me están doliendo las alas

Apenas las puedo alzar

no están acostumbradas

A vivir en libertad.

 

María José Robledo

 

 

Esclava en el silencio

¿Recuerdas cuando te dije:
Te amaré hasta la muerte?
Aquel día no pensaba
que yo lucharía en el frente,
Que serías mi enemigo
al que yo juré amor;
al que le daría la vida y pediría perdón.
Me anulaste por completo
Heriste mi corazón
Los golpes no me importaban,
solo quería tu amor.
Qué será lo que Dios concede.
Qué don, para amarte así.
Qué venda pone en los ojos
para dejarnos sufrir.
No he ganado la batalla
y me siento derrotada.
No quieres dejarme sola
Aunque  tú ya no me amas,
Quieres seguir maltratándome,
viendo que  mi vida acaba,
muriéndome en el silencio
como si fuera tu esclava.
Maria José Robledo